viernes, 4 de noviembre de 2016

Leal

Experimento: Chicago”

FICHA TÉCNICA

Año: 11 de Marzo 2016
País: Estados Unidos
Duración: 2horas 00minutos
Género: Ciencia Ficción, Aventura, Acción
Presupuesto: 110 millones de dólares
Recaudación: 179 millones de dólares
Productora: eOne Films
Título: Allegiant


Lo mejor: -El entramado político y el único giro inesperado.
Lo peor: -Que sea tan excesivamente previsible. 






Después de que los Divergente se volvieran Insurgentes, llega la tercera parte (última en la narrativa pero no en la pantalla grande) que irónicamente se titula Leal (la parte de “La Serie Divergente” me la paso por la piedra, porque aún no sufro de perdidas de memoria, y no necesito que me recuerden de que saga se trata).
Un nuevo frente se abre en el distópico futuro de Chicago, un frente que al principio parece que le hará ganar profundidad al filme, pero que pronto veremos que va por un camino conocido por todos, sus acontecimientos son muy previsibles (con alguna excepción), los personajes excesivamente cuadriculados (con alguna excepción) y los giros de guión simples (con alguna excepción).
Y de eso vive las deslealtades de esta tercera parte, de excepciones que la harán aceptable.







De nuevo la saga sabe como cepillarse dos horas en un plis plas, es amena, es entretenida y no cansa. Se han sabido paliar los errores de las dos anteriores cintas, gracias también a que el reparto ha crecido interpretativamente estos años.
Mi mayor miedo, visto que usaban el truco sacacuartos de separar en dos partes la última película, era que solo tuviese un buen comienzo y un final épico para rellenar de paja el resto del filme, y la verdad que no noté (solo en la última escena) que fuese un pre-Leal, antes de ver el gran final. Dicho esto, tampoco penséis que es la re-ostia, pero si os gusta la saga, podéis seguir con esta tercera entrega sin temor a una bajada de nivel. 







Leal a la tónica de la saga, esta tercera parte vuelve a cometer el error de no saber impregnar la importancia necesaria a los acontecimientos, estamos viendo como supuestamente se derrumba la ciudad de Chicago, y parece que sea un peleilla de amigos por haberle ganador un partido en el Fifa, le falta mucha fuerza a la guerra, no te acabas de creer que de verdad lo estén pasando mal.
Dicho esto, la parte política vuelve a ser lo mejor de todo, el nuevo frente le aporta un toque sociológico muy enriquecedor, con su Gran Hermano particular gana muchos enteros, especialmente cuando se destapa el pastel.







Pues ya solo quedaba destapar el pastel que ya conocíamos, por suerte tiene un ingrediente que no habíamos identificado y que le aporta un grado extra de sabor.
El final no es muy bueno, demasiado happy, demasiado “los buenos siempre ganan”,  y es en esta parte donde se nota que se ha cortado el filme en dos, un final roto para dejar paso a una nueva entrega.
Leal, de la Serie Divergente (Vaya coletilla más patética) no alcanza el listón de la segunda parte, sigue cometiendo errores de intensidad y falla en la parte final, pero su rollo político le sigue salvando el culo, eso y unos protagonistas que han madurado como el buen vino. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...