lunes, 3 de julio de 2017

Okja

Supernegocio con supercerdos”

FICHA TÉCNICA

Año: 2017
País: Corea del Sur
Duración: 1hora 58minutos
Género: Aventura, Ciencia Ficción, Drama
Productora: Netflix
Título: Okja







Lo mejor: -Tanto el mensaje como la imagen es preciosista.
Lo peor: -Mucha paja en la parte central del filme. 






Hoy traigo la última sensación que nos trae Netflix, una película que personalmente vi porque soy fan incondicional de Joon-Ho Bong, creador del genial mundo distópico de Snowpiercer.
Y lo vuelve hacer, vuelve a crear un mundo totalmente suyo, con una imagen espectacular llena de personalidad y de carisma, crea arte audiovisual, coge un lienzo en blanco para regalarnos belleza en forma de paisajes, colores intensos y un tocino enorme.
La historia, no deja de ser una persecución curiosa, adornada de un mensaje muy pero que muy potente, pero con un estilo tan propio que parece algo más que una carrera de cerdos. 







Yo no puedo ser objetivo con Okja, cuando he dicho que es uno de mis directores favoritos. ¿Pero cuando he sido objetivo en este blog?
Se pasa rápido, entre que la historia es dinámica y ligera, y que aporta reflexiones casi en cada acto, es una película muy fácil de ver.
Eso si, hay que reconocer que la película abusa del relleno, el nudo es todo el rato ver como los Green Peace de los supercerdos van rescatando constantemente a la panceta gigante, mascota de la cría.
Por cierto, no quería terminar sin mencionar la actuación de Tilda Swinton, una fenómena, está impresionante. También nombrar al siempre destacado Jake Gyllekfhsjfhshfhd.


Un buen ejemplo que el buen cine se puede sustentar en un loable mensaje, y es que normalmente es al revés, el mensaje es el contexto que se solapa a la película, en Okja el mensaje es lo primordial, la película es la que se adapta a esta grito desesperado y ahogado de los amantes de los animales.
Pero no se queda aquí, el director va más allá y hace una crítica sarcástica y directa a la yugular del capitalismo, de las multinacionales, y del todo vale para ganar millones.
Y lo muestra de una forma tan repulsiva y clara, para que no se pueda mirar hacía otro lado, es una forma no muy exagerada, de mostrar nuestra realidad.
Por cierto, tampoco falta el toquecito de atención al extremismo del otro bando, porque no olvidemos que los extremos no son buenos, y desear la muerte al que mata no te hace mejor activista. 







Debido a la paja previa, la acción final no dejará de ser un poco más de lo mismo, que por cierto, no quiero acabar sin mencionar la estupenda banda sonora. Pero el desenlace final es aún más repugnante y crudo que toda la cinta junta, es emotivo y casi desesperante.
En fin, no voy alargar más lo que viene siendo una recomendación en toda regla, el estilo de Joon-Ho Bong por si mismo ya es un buen argumento, pero si además lo que pretende contar vale tanto la pena, pues más motivos para ver como una morcilla enorme realmente cuqui intenta ser exterminada por unos nazi-talistas. Una pequeña joya que espero no pase desapercibida, aunque para ello se deba aprovechar de la fama hispter que le dará Netflix. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...