miércoles, 10 de junio de 2015

Todo Parecía Perfecto

Realizando tus sueños”

FICHA TÉCNICA

Año: 2015
País: España
Duración: 1hora 16minutos
Género: Romántico
Título: Todo Parecía Perfecto


Lo mejor: -Los primeros 30 minutos son espléndidos, distintos a la par que interesantes.
Lo peor: -El nudo del film pierde ritmo, y se hace bastante previsible.







Empezar un festival es como transportar un sofá en una mudanza, no sabes por donde cogerlo, y si lo pillas por un mal lugar te deja con una mala sensación y una mala predisposición para seguir adelante. Yo empecé y con bastante acierto el Atlántida Film Fest por la película española Todo Parecía Perfecto.
Un film confuso y muy variopinto, donde los sueños y la realidad están más entrelazados que nunca, donde cumplir tus sueños coge su máximo significado, y donde el amor va más allá de la simple rutina parejil.
La película aborda un tema tan saturado como es el amor, y lo embauca de un aroma a fantasía, dando vueltas al espectador para que termine volviéndose loco.
Por desgracia, este aura de alucinógena fantasía solo tiene cabida en el principio y el final, la parte central del film pierde fuelle y es bastante previsible.







Al igual que me pasó viendo la Teoría del Todo, la primera media hora me dejó fascinado, tanto el curioso argumento, como la forma sencilla (que no cutre) de llevarlo a cabo me dejaron boquiabierto, tenía ganas de seguir escuchando y sobretodo viendo como tiraba adelante semejante... sueño.
Pero todo ese acelerón inicial, se queda como últimamente se queda Fernando Alonso, en solo eso... un acelerón. La película empieza a perder ritmo en cuanto el protagonista se asienta en su soñada relación, y las actuaciones y acciones de este se hacen bastante previsibles.
Por suerte, el final nos traslada a un agujero negro y no sabremos que pasa ni cuando pasa cada cosa.







Puede que todo lo bueno que tiene el film, que es relacionar ese mundo irracional de sueños con la realidad de una forma que roza el lindar entre locura obsesiva y ternura, es a la vez su punto flojo en cuanto apartado reflexivo se refiere.
Poco o nada nos hará reflexionar el seguido de imágenes que se nos mostrará, entre tanta confusión ningún mensaje queda claro en la mente del espectador, y puede que sea eso lo que pretenda transmitir el director, no necesitamos conocerlo ni entenderlo todo, pero yo amigos míos soy de conciencia movida, y me gusta entender lo que veo/leo/escucho y con Todo Parecía Perfecto me quedó esa inquietud por acabar de entenderlo todo.







Habéis soñado alguna vez que sois peonzas, yo tampoco (no se quien tiene sueños tan raros), pero todos conocemos lo que es una peonza, pues el final de la cinta es tal cual. No pararás de dar vueltas sobre una misma idea, y acabas volviéndote realmente loco, ya no sabes que vino primero si el huevo o la gallina... y al final cuando todo parecía carecer de sentido (o por lo menos yo no logré captarlo) la cinta te abre los ojos, de una forma que no esperas que te los abra.
Inició mi andadura en el Atlántida Film Fest de manera contundente, con una cinta que rompe esquemas y que no deja indiferente, la recomiendo sin lugar a dudas.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...