jueves, 18 de junio de 2015

Blind Dates

Declive emocional”

FICHA TÉCNICA

Año: 2013
País: Georgia
Duración: 1hora 33minutos
Género: Drama, Comedia
Título: Blind Dates


Lo mejor: -Esa forma tan natural y tierna de relatarnos la historia.
Lo peor: -Ese ritmo que en ocasiones es demasiado pausado.







Bendita sea, será posible que el festival Atlántida Film Fest aguarde en las fauces de la sección oficial (apodada a sus espaldas como experimental X) un película con diálogos relativamente comunes, sin intentos de experimentos raros, si señores y jóvenes damiselas, si que hay películas “normales” en el AFF una de ellas es Blind Dates.
Blind Dates nos relata la tranquila vida de un hombre llamado Sandro de 40 años, vida tranquila por su forma de ser, que por mucho que llueve o truene él no cambia su forma apesadumbrada de afrontar todo lo que se le venga en cara.
Y con un protagonista con el mismo carisma que una piedra, iremos viviendo lo que él vive, y sintiendo las preocupaciones que el siente y la de sus seres queridos (básicamente sus padres y el amigo de toda la vida).
Es una película sencilla, con un personaje muy plano, con el que pasaremos de detestarle a cogerle un poco de cariño, eso si el anuncio de Estrella Damm le valdría para él, porque todo lo que le proponen contesta con un VALE (pero en georgiano).







No os voy a engañar la película es lenta, hay momentos que alargan demasiado algunos planos o silencios, y la forma de contarnos la historia es como el propio protagonista, tristona. Pero el encanto del film radica en dejarte encandilar por los acontecimientos, explicados de una forma totalmente natural y cotidiana, si te dejas llevar por la trama acabarás cogiendo cariño al pobre desgraciado de Sandro.
Además el film guarda grandes secundario, tanto los padres como el amigos tienen momentos graciosos (sin perder en ningún momento el ritmo funerario) basados en simples frases sustentadas en la normalidad.
En fin, que a mi me gustó la cinta aunque haya momentos de abatimiento neuronal (es decir, que te daban ganas de irte a dormir), a mi la vida de Sandro me enterneció, y es que la buena gente me puede.







Como he dicho si la película acaba llegándote (como no lo haga tomate un café cargadito porque sino, no aguantarás) acabarás cogiéndole aprecio a los protagonistas, el director sabe sacar el lado más bonito de los defectos de los personajes.
Además la cinta guarda pequeños guiños a la situación política de Georgia, tanto en la adaptación de las mujeres, como la pobreza y la educación de las periferias.
En definitiva, el film trabaja muy bien la manipulación de las emociones del espectador, consiguiendo que un grupo de pobres hombres y mujeres acaben conquistando el corazón del que ve Blind Dates.







El problema de Sandro radica en que es demasiado buena persona (profesor de 40 años, soltero, y viviendo con sus padres) y no sabe decir NO, y pasa lo que pasa, se mete en semejante lío que parece que no tenga final. Y realmente no tiene final, lo que el director pone punto y final a la vida de Sandro en pantalla de forma sutil, dando otra puñalada a su depresiva vida.
Blind Dates es un relato de 90 minutos sobre un pobre hombre demasiado bueno para vivir como le de la gana en algunos aspectos, sin saber negarse a lo que no le conviene y sin luchar por lo que quiere.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...