miércoles, 5 de agosto de 2015

Battle Royale

Rebeldes sin causa”

FICHA TÉCNICA

Año: 2 de Agosto 2002
País: Japón
Duración: 1hora 53minutos
Género: Acción
Presupuesto: 5 millones de dólares
Productora: Manga Films
Título: Batoru Rowaiaru



Lo mejor: -La idea es realmente original y está bien pensada.
Lo peor: -Lo desaprovechado que está todo el contexto y la trama política.






Hoy traigo la crítica de Los Juegos del Hambre, aix no de Battle Royale, que confusión más tonta, no se de donde surge los parecidos (es ironía, lo digo para lo críticos gafapasteros que pretendían saltarme a la yugular, que se tranquilicen) es innegable que los jueguecitos de pasar hambre se basaron en la obra japonesa.
Battle Royale se saca de la manga una idea realmente original e interesante, un todos contra todos con un único superviviente, colegiados japonenses dando rienda suelta a su imaginación más sangrienta. Una idea que como digo me encantó, y se nota que está trabajada y pensada.







Niños asiáticos matándose de cualquier forma y con cualquier arma en una isla desierta, que más se puede pedir para entretenerse. Yo soy así de sádico disfruto con ello (que nadie llame al psiquiatra, estoy hablando de películas) y la película trata casi en exclusividad sobre ello.
Tema reparto, madre del amor hermoso, que pedazo de truños de diálogos y que actuaciones más catastróficas, frases sin sentido y caras más rígidas que los muñecos de cera del museo de Madrid (el tío que se encarga del museo si que es un macabro, que miedo dan esos jodios muñecos) un desastre. Y aún así la película se hace entretenida, así que imaginaros.







Y aquí es donde la chica en llamas se repasa al padre, y es que Battel Royale es la base de Los Juegos del Hambre, pero estos saben coger el principal defecto de la cinta originaria, y convertirlo en su virtud... la política.
Battle Royale tiene un contexto interesante, pero se le saca muy poca punta, como introducción y poco más, en ningún momento se centran en la parte política, en los porqués, en dar una explicación más detallada, Battle Royale solo quiere ver estudiantes derramar sangre, no aporta nada más, simple y llano entretenimiento, una auténtica lástima.







Vámonos que el director se ha vuelto loco, vaya manera de desentonar, primero por esos delirios tan aleatorios y fuera de lugar, después con el cambio drástico del perfil psicológico del “malo” sin dar tiempo al espectador a cogerle algo de piedad, y tercero con un final tan happy Disney, y encima previsible (yo pensando, no será capaz de ser tan moñas, no será capaz... y vaya si lo fue) una forma de terminar la cinta que no podía ser más equivocada.
Battle Royale puede ser la cinta que sirva de base a otras tantas, pero hay que admitir que es solo un carbón, que otros directores/escritores han sabido pulir para sacar toda la esencia y darle un plus más, no es mala pero tampoco me pareció muy destacable.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...