sábado, 11 de octubre de 2014

#Chef

Me quedo con hambre cinematográfica”

FICHA TÉCNICA

Año: 8 de agosto 2014
País: Estados Unidos
Duración: 1hora 54minutos
Género: Comedia
Productora: Sony Pictures
Título: Chef



Lo mejor: -El amiguismo y buen rollo que desprende.
Lo peor: -Siguiendo con el lenguaje culinario, muy sosa y sin sabor, le falta mucho picante.






Aunque no lo aparente soy buena gente, y por eso público esta crítica después de la cena para que nadie le entre gula.
Aunque tenía hambre de devorar una cinta que pintaba a buen rollo e intento de sorprender, me quede más frío que un yogurlado, adornado de comida y móviles, nos venden la historia de siempre, con acontecimientos encadenados y muy fáciles de prever, una trama que podrías enumerar antes de visualizarla.
Un intento de innovar, que acaba siendo como una patata asada con una simple salsa por encima, pretendiendo vendernos algo diferente cuando sabe como una patata pelada y mondada.








Casi llego, casi llego, casi llego pero nada de nada, es la sensación que me dejó la película, ni en diversión me sació mi apetito cinematográfico, en todo momento esperas que acabe de culminar las bromas que se quedan en simples gracietas, o que coja un ritmo constante e incesante, te pasas una hora esperando que la vida de nuestro rellenito prota se encamine hacia algún lado, no acaba de entretener tanto como nos puede hacer pensar esa música cubana con tanto ritmo y salsa.
Una Sofia Vergara desaprovechada, remplazada por dos protagonistas con mucho feeling y una chaval estereotipado y que tiene la madurez que mucho adultos no tenemos, y para terminar unas apariciones estelares.
Un producto de bajo presupuesto, pero con unas ansias de adornar algo que te sabe a poco







Hambreee, mucha hambre es lo que te entra, hambre de comida y de encontrar 'algo' lo que sea que fuera original, pero NO, vuelve aparecer la historia del mal padre que necesita recuperar a su hijo, y a cambio lo explota en su cocina dándole un par de clases de cocina y ale a trabajar que hay crisis.
Lo que si valió la pena es el tema de amistad-trabajo con dos secundarios claramente diferenciados, y el tema de la búsqueda de una razón por la que trabajar, dinero o dedicación personal.
Y sacando mi toque ácido, también podemos incluir eso de arrastrarse ante el ex de tu ex (cacahuetes, si es el mismísimo Ironman) para conseguir un favor.
Posdata, vaya recadito a los críticos culinarios (y por extensión al resto de críticos), suerte que tengo un blog minúsculo donde la gente importante no se pasa, porque le estoy dando canela de la buena a la cinta. 







Llegamos al final que si tiene un toque más sentimental, pero no deja de ser un casi..., no acaba de rematar la faena en la relación padre-hijo.
Y para rematar el esperpento, añade una sobredosis de azúcar con un final muy happy flower, todos amigos y reírnos como si la vida fuera una gazpacho gallego bien fresquito en un verano especialmente caluroso (no como este).
Por último os describiré la carta que nos ofrece la película #Chef:
-De entrante, unos tipificados personajes bien interpretados con un toque muy sutil casi apercibible de Sofia Vergara, pero con un toque picante de caras conocidas.
-De segundo, un buen rollo considerable de ese que te saca una simple y ligera sonrisa, tardará en llegar casi una hora, sentimos la molestias.
-De postre, un sorbete de felicidad y coincidencias muy dulces, patrocinado por el mismísimo Disney. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...