lunes, 26 de octubre de 2015

Tiana y el Sapo

Sapo sapito sosito”

FICHA TÉCNICA

Año: 5 de Febrero 2010
País: Estados Unidos
Duración: 1hora 37minutos
Género: Animación
Presupuesto: 105 millones de dólares
Recaudación: 267 millones de dólares
Productora: Walt Disney Studios
Título: The Princess and the Frog



Lo mejor: -Ray, el cocodrilo y la abuela hechicera.
Lo peor: -No tiene la esencia Disney ni en las canciones. 






Hoy vengo con el traje de hater absoluto, y la responsable de ello es Tiana la camarera/sapo, una película con sello Disney que me parece que anda muy lejos del nivel de la macrofactoría y más después de ver recientemente la maravilla de Inside Out.
La historia la verdad que tiene su gracia, de nuevo los imaginativos guionistas han cogido un cuento popular (La princesa y el sapo) y le han dado una pedazo vuelta de tuerca, con unos personajes con carisma, pero supongo que les pillo en época veraniega, se cogieron vacaciones y dejaron que los becarios desarrollaran la idea, y luego pasa lo que tiene que pasar, un pilla pilla previsible y sin esencia Disney por ningún lado.







No quiero decir que Tiana el sapo acompañada de otro sapo sea más aburrida que las obras teatrales escolares (va no mintáis, os hace ilusión ver a vuestros críos pero la obra es un aburrimiento) pero no tiene esa esencia mágica Disney (y eso que el malvado es un brujo voodoo), la aventura es repetitiva, las canciones sosas y sin chispa, incluso el dibujo me pareció bastante feo. Solo salvaría a tres personajes secundarios que me aportaron la salsa que el resto de la película no supo darme, y estos son Ray la luciérnaga enamoradiza, el cocodrilo con ansias de ser un famosos músico de Jazz y la bruja cegata de la cabaña, el resto de personajes o son olvidaves o son irritables.







Como cualquier otra película Disney, Tiana y el cocodrilo contiene una moraleja, que al principio me pareció muy acertada, y es que enseñarles a los chavales que con trabajo duro y sacrificios uno puede conseguir alcanzar sus sueños nunca está de más, y menos en este siglo donde sus ejemplos de triunfo aparecen por la tele aparentemente habiendo alcanzado el éxito de la noche a la mañana.
Pero después Tiana y la amiga pija repelente se tuerce por completo y tira a la basura el mensaje anterior para decir que los primero es encontrar el amor, un mensaje puede que acertado pero que en su ejecución parece que diga... “Sin un hombre en tu vida, Tiana hija mía, donde quieres llegar”, puede que la intención no sea del todo mala pero llevada torpemente en pantalla puede malinterpretarse. 







El final guarda un poquito de gracia y chispa, no es la quinta maravilla pero saben como acabarlo para que sea el final feliz marca de la compañía pero sin ser previsible y nada cursi (bueno un poco si). Encima guarda una escena bastante cruda para ser la marca del ratón.
En definitiva que Tiana y el Sapo es una película Disney (ver para creer) sin su magia ni su esencia, cuyo único valor son los tres personajes secundarios graciosos, no valen la pena ni las canciones con ese toque de Jazz.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...