sábado, 4 de octubre de 2014

El Corredor del Laberinto

Corre Thomas, corre...”

FICHA TÉCNICA

Año: 19 de septiembre 2014
País: Estados Unidos
Duración: 1hora 54minutos
Género: Acción, Ciencia Ficción, Suspense
Presupuesto: 40 millones de dólares
Recaudación: 341 millones de dólares
Productora: 20th Century Fox
Título: The Maze Runner



Lo mejor: -Esa historia diferente, y esas ansias de seguir conociendo lo desconocido.
Lo peor: -Se pasan de listos con el suspense, y dejan una cinta abierta comercialmente.






Ya lo tenemos aquí, el nuevo fenómeno adolescente donde las crías correrán (no busquéis doble sentido) a ver un grupo multitudinario de chicos que pronto empezarán aparecer en revistas como la SuperPOP.
Un nuevo fenómeno novelista, esta vez un laberinto y un claro serán los escenario de nuestra aventura, la idea es totalmente original, con su lenguaje propio y todo (verducho, pingajo, lacerador, medicaderos, etc) para sustituir palabras ya existentes (novato, pringado, bichos raros, médicos), una película con una historia lejos de lo típico.
En cuanto a previsibilidad, pues lo es un rato, muchas escenas sabrás en que acción desencadenará y le hace perder un poco de factor sorpresa. Factor sorpresa que sigue latente debido a la intriga total que luce durante toda la cinta, una película de suspense total y es que lo de claro parece una ironía de la escritora, porque no sabremos que diablos está pasando.
El problema de hacer una cinta de suspense total donde el espectador está a la merced de lo que le muestran, es que debe tener todo una explicación bien detallada y sin lagunas, y en El Corredor del Laberinto tenemos un colador de cosas sin sentido, porque una vez sales del cine y te lo paras a pensar fríamente (sin la presión de ver a los chicos intentando salir del laberinto) hay muchas cosas que no cuadran (no se si es por culpa de la adaptación del libro a la gran pantalla o es culpa íntegra de la escritora, tendré que leerme la novela para saber en quien cagarme). 








Destacar la falta de tacto a la hora de empezar (y lo digo como algo positivo no os penséis), me gusta eso de ir al meollo, y es lo que hace el film en todo momento, sin escenas sobrante sin relleno barato a lo push-up, todo lo que aparece en pantalla tiene una explicación, todo lo que vean tus ojos es por algo, nada de florituras.
Es decir, la película entretiene, una vez estas metido en la intriga e intentas entender que hacen ahí, la película se te pasará como Farruquito con su coche, muy rápida.
En cuanto a los actores cumplen, incluso el chaval de la cejas raras que me pone algo nervioso (Will Poulter), si es verdad que a veces ponían caras raras y morritos, pero si lo hacemos nosotros delante del espejo que esperábamos de un grupo de adolescentes.







De nuevo tenemos un producto adolescente que muestra algo más que amor juvenil (en este caso ni eso, alabados sean) un intento de concienciar, de enseñar jerarquía, de intentar luchar contra el conformismo, de mostrar como civilizar una sociedad, por eso estoy a favor del fenómeno adolescente cinematográfico, ya que les muestra mucho más que cualquier cinta vacía de reflexiones, así que las críticas a la cinta por el simple echo de catalogarse como cine juvenil (como las recibidas a Los Juegos del Hambre o Divergente) me parecen desmedidas y algo populistas.
Y dejando de lado este palazo que dado al aire, comentar lo que decía anteriormente, la cinta florece de mensajes reflexivos.
Su único punto flaco es la falta de emotividad, no sufriremos por nuestros chicos casi en ningún momento, al contrario, parecerá que están de vacaciones, una escena contada mostrará la angustia de los críos por estar encerrados. 







Final, llegamos al final, ansiosos por enterarnos que ha pasado, nerviosos de saber los porqués de todo, PUES SEGUIR ANSIOSOS Y NERVIOSOS... porque no te descubren de la misa la mitad, si es verdad que hay una explicación final impresionante que te hace tambalear todos los pilares de tus suposiciones, pero es incompleta y algo superficial.
La dejan abierta de una forma muy efectivista, nos dan a probar una cucharada pero nos esconden el plato para que lo pagues la próxima vez, te quedas con una cara de TONTO.
En definitiva, la cinta a mi personalmente me convenció bastante, esa sensación de desconcierto total e intentar averiguar que está pasando me gusta y la cinta es eso, suspense total. Aunque llega a un punto que es excesivo, y más cuando al final no te resuelven casi ná.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...