jueves, 15 de enero de 2015

Birdman

Una obra de teatro constante”

FICHA TÉCNICA

Año: 9 de Enero 2015
País: Estados Unidos
Duración: 2horas 00minutos
Género: Comedia, Drama
Presupuesto: 22 millones de dólares
Recaudación: 103 millones de dólares
Productora: 20th Century Fox
Título: Birdman



Lo mejor: -Ese plano constante te mete de pleno en la historia.
Lo peor: -El ritmo a veces es irregular, y en ocasiones nos encontramos en paseos vacíos.






A veces tienes la suerte de salir del cine y saber que acabas de ver algo diferente, algo muy alejado de lo que tu mente aletargada está acostumbrada a observar, y Birdman es ese toque dulce en una plato salado, es algo totalmente original.
Te podrá gustar más o menos lo que tiene que contarte Iñárritu, pero sin duda no podrás negar que Birdman es un toque distintivo, desde su forma de grabar, donde todo parece grabado del tirón, sin interrupciones con la ley de “el show debe continuar” hasta sus formas totalmente peculiares, la fuerza de toda la cinta es sin duda los dialogos entre los protagonistas, sin duda estamos ante la cinta más alejada de los cánones típicos de los tópicos americanos (bueno de los tópicos americanos no nos alejaremos mucho, que Birdman se los cepilla con una lengua vivida de críticas, y eso que da un buen palito a los críticos, todo muy irónico). 








Al principio te costará adaptarte un poco a la forma de grabar tan peculiar que tiene mi tocayo Alejandro Iñárritu, pero una vez te hayas acostumbrado ya estará metido de pleno en la obra teatral que conforma Birdman, serás un personaje más, lo vivirás todo en primer plano.
El pegamento de la cinta está en sus conversaciones, llenas de guiños y crítica social al mundo de las estrellitas cinematográficas, y mientras las bocas de los actores estén llenas de palabras todo será entretenimiento de lo más interesante, pero el problema viene en los paseos vacíos de sentimientos y habladurías, y ese es el problema principal del falso plano que reina en la cinta de Broadway, las transiciones en ocasiones nos despejaran y despertarán de la emoción vivida un minuto antes. Le quita dinamismo.
En cuanto a dar medallas a los actores protagonistas, me desmarcaré de la crítica general (o generalizada) y diré sin ganas de polémica pero seguro que la genero, que preferí con bastante diferencia la actuación de Edward Norton antes que la de Michael Keaton, que como en la trama de la película, le quita todo el protagonismo y se marca tal actuación, que le robará toda la fama de la que a día de hoy goza Birdman (a mi modo de ver evidentemente, todo esto es subjetivo).







Algunos insistirán en llevarse Birdman al terreno de lo intelectual, bendita ignorancia la mía y la de todo aquel espectador que quiera disfrutar de ella sin tener que alardear de su comprensión visual.
La cinta esta llena de críticas ácidas a todo lo que rodea el famoseo y las megaproduciones que tanto gustan en Hollywood, y que tanto disfrutamos de vez en cuando, pero no solo es una crítica a los sacacuartos del cine, también hay una dura crítica a la crítica (jajajaja que repetitivo todo), y puede que el director peque en exceso de amor propio y traumas pasados, pero los temas reflexivos están bien encaminados, es sin duda la grandeza de la cinta, que esta llena a rebosar de sentido y significado.
Además no pasa tampoco desapercibido el resurgir de una actor que antaño gozaba de popularidad, y ahora se rebate con sigo mismo entre grandeza o encontrarse a si mismo (y ya de rebote con su familia, algo destructurada).
Es de esas películas, que cada revisión que hagamos le encontraríamos un significado totalmente diferente. 







El final sigue la tónica habitual, con el último combate interior de nuestro veterano protagonista (esa escena me fascinó, el mejor delirio de toda la cinta) y posteriormente el gran estreno de la obra, hasta ahora todo han sido preestrenos condenados al fracaso pero el desenlace es el gran y ¿exitoso? final de ¿Birdman?
El final me pareció de lo más dulce de toda la cinta, un final complicado debido a la estructura de la cinta, puede que algo previsiblemente sorprendente, pero sin duda redondo a toda la parafernalia que ha creado el director.
En conclusión, un toque de aire condensado (no se si fresco o extremadamente ardiente) a este mundo que tanto nos gusta y llamamos cine, pero aunque es una muy buena película, tengo que declarar que ni de broma es una obra de arte. 




Otras críticas de "El Club del Cinéfilo"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...