jueves, 10 de abril de 2014

Harry Potter y el Cáliz de Fuego

De nuevo en la buena senda”

FICHA TÉCNICA

Año: 25 de noviembre 2005
País: Estados Unidos
Duración: 2horas 37minutos
Género: Aventura, Familia, Fantasía
Presupuesto: 150 millones de dólares
Recaudación: 897 millones de dólares
Productora: Warner Bros
Título: Harry Potter and the Goblet of Fire



Lo mejor: -Realmente divertida y sin pausas.
Lo peor: -Demasiado rápida, y en muchos puntos superficial. 






Volvemos a tener ante nosotros una entrega más de la mágica saga, y ya van cuatro, las anteriores las tenéis aquí (el inicio de los mocosos con varita, como la lía una serpiente gigante y como llamarte Alfonso y cagarla un poco).
Vamos a ello, en una cuarta entrega donde todo el pescado ya está vendido y ya sabes a que atenerte cuando vas al cine, así que tienes que esforzarte más en contar una historia sorprendente y atrayente, y en esta cuarta entrega la historia es sencilla pero eficaz, la misma fórmula que el final de la primera que tan buenos resultados da (3 pruebas a cada cual más peligrosa o eso debería ser).
El problema que vi en la nueva aventura del joven Potter es la falta de “magia”, la vi flojito en este aspecto, solo los dragones y cuatro detalles más nos muestran que seguimos en el mundo mágico, y es una lástima porque lo de las pruebas es una buena oportunidad para derrochar magia.







Después de su predecesora pecadora en lentitud y en ocasiones aburrida, esta tenía que cumplir un objetivo principal, y es que fuera mucho más dinámica. Y cumple con creces desde el minuto uno, es muy rápida y no habrá pausas, incluso tanto entusiasmo será perjudicial, ya que pasaremos toda la historia muy por encima, en pocas escenas importantes profundizaremos y nos quedaremos con las ganas de mucho más, la prueba del lago es un simple recuerdo, y la del laberinto si tenéis ocasión de leer el libro veréis que la de la película es ridícula.
Pero el objetivo del entretenimiento está más que cubierto, ya que nos parecerá incluso corta. 







Tenemos ante nosotros la última película antes de que la oscuridad invada el mundo mágico que conocíamos, y por tanto tenemos una película más inocente y se agradece, ya que es lo contextualmente correcto.
Aclarado, comentaros que no tendremos una película que consiga emocionarnos, ya que su carácter general es de alegría y entusiasmo con el torneo de los tres magos como eje central.
Encima, la parte reflexiva queda bastante reducida, incluso diría que por debajo de la media a lo que estábamos acostumbrados, recayendo de nuevo a los cuatro personajes de siempre. Llegados a este punto quiero comentar que la actuación general del profesorado y sobretodo de Dumbledore es parecida a la de un grupo de chavales extasiados en la puerta de un after, los actores en muchas ocasiones actuaban de una forma muy, digámoslo de forma suave, entusiasta. 







Y llegamos a la prueba final, como ya he dejado caer antes muy desaprovechada, era un oportunidad perfecta para darle epicidad y magia, y sin embargo parece un simple paseo por un centro comercial, eso si con muchos setos y muy bonitos.
Después del despropósito, llegamos a la parte interesante, al cambio de luz a oscuridad, al renacimiento del mal, y la verdad que se ejecuta de muy buenas maneras, con casi todo su detalle, remarcando la importancia de esa escena, ya que se trata de un antes y un después.
Detrás de esto, toca el discurso de turno (de lo más reflexivo de toda la película) y acabar de nuevo donde se tenía acabar, no como en la película de nuestro amigo Alfonso, en el gran comedor, un gran comedor lleno de alegría, una alegría que está en peligro de extinción. 




Otras críticas de "El Club del Cinéfilo"

Motel Purgatorio (6)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...