lunes, 30 de noviembre de 2015

Horns

Persuasivo angelito caído”

FICHA TÉCNICA

Año: 4 de Junio 2015
País: Estados Unidos
Duración: 2horas 00minutos
Género: Drama, Fantasía, Terror
Recaudación: 3 millones de dólares
Productora: Universal Pictures
Título: Horns



Lo mejor: -Las salidas de tono más políticamente incorrectas.
Lo peor: -Nunca llega alcanzar un gran nivel, pasa de aburrida a decente.






El señor Harry Potter como protagonista en una película de amor y cuernos (literalmente), este podría ser un basto resumen de lo que es Horns, pero más basta es en ocasiones la película, porque hay momentos donde los guionistas se han quedado a gusto con salidas de tono realmente memorables, y es que el señor diablo a veces puede ser muy persuasivo y sacar el instinto más sincero, sexual y oscuro de la gente (en otras ocasiones parece que se ha olvidado de su don).
Pero no todo son alabanzas, la película aunque es diferente a lo que estamos acostumbrados, tiene momentos en que es demasiado diferente (sutil forma de comentar que a los guionistas al final se les fue la vena friki) convirtiendo a Horns en un espécimen curioso, que no bueno.







La película empieza sin preámbulos, pero no quiero engañaros, su ritmo es parsimonioso y su lentitud en general puede llegar a cansar, y con esto no quiero decir que sea una película aburrida pero ni mucho menos es el alma de la fiesta. El problema está en que el director marea mucho la perdiz con un mismo acontecimiento y muy pocos giros de guión, todo sigue un curso normal y predecible, dentro de la anormalidad de las circunstancias.
En el reparto solo hablaré del señor Harry Potter que acapara el 90% de la pantalla el solito, en un nuevo intento de desencasillarse de su papel de niño-mago, hará una actuación progresiva, empieza flojo para terminar a un gran nivel.







Tema amoroso aparte (que solo al principio y al final cogerá fuerza) la película pretende sacar a flote el lado oscuro de la gente y jugar un poco con los 7 pecados capitales, teniendo a un ángel caído alias “el diablo” como consultor forzado. Y aunque el tema principal es interesante, me da la sensación que pasa a un segundo plano para dejar paso casi por completo a una curiosa y currada caracterización de Daniel Radclieff, una excusa perfecta para que el actor británico se luzca por encima de un guión mucho más aprovechable.







Colorín colorado el diablo ha destapado todo el tinglado (vaya poeta estoy hecho, canela fina), si la película se hubiera finalizado aquí la cosa hubiera quedado muy romántica y tierna, pero NO, la vena frikarrona se apodera por completo de los guionistas y se les va de manera impresionante la olla, restregaros los ojos todo lo que queráis pero el final es así de subrealista, perdiendo toda la naturalidad que habían conseguido, aún teniendo un monstruo como protagonista.
Vamos terminando, Horns es la típica película de asesinato/suspense adornada con unos preciosos cuernos muy persuasivos, su ritmo y su forma de contar la tan disparatada como común historia no ayuda a una película que pasará, justamente, desapercibida.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...