miércoles, 29 de abril de 2015

Celda 211

Película carcelaria de calidad”

FICHA TÉCNICA

Año: 6 de Noviembre 2009
País: España
Duración: 1hora 53minutos
Género: Drama, Suspense, Acción
Presupuesto: 5 millones de dólares
Recaudación: 15 millones de dólares
Productora: Paramount Pictures
Título: Celda 211



Lo mejor: -Mala Madre, es decir Luis Tosar, hace muy Buena Actuación.
Lo peor: -Hay algunas interpretaciones que cojean mucho.






Tras mi polémica crítica sobre El Laberinto del Fauno, hoy si traigo una cinta española de calidad (yo sigo echando gasolina al fuego), hoy traigo la única cinta potable de Daniel Monzón.
Una película carcelaria, basada en un motín, y en como un joven funcionario que acaba atrapado por casualidad, tendrá que infiltrarse entre los presos si quiere salir con la misma cara con la que entró.
Lo grande del film, es la transformación que sufrirá nuestro protagonista conforme va avanzando la historia.
Toda la emoción está en los personajes, en ver el progreso de los presos y los dos lados de la negociación. Y todo ello sin abusar de los efectos especiales, todo está en el guión.








Puede que la manera de volver al día 0 (es decir antes de que todo ocurriera) sea algo cutre, pero se compensa con todo el suspense que desprende la cinta.
Casi desde que comienza la cinta, hasta el último suspiro de Mala Madre, te mantiene atento a todo lo que ocurre (intentar pestañear, que después hay fracturas oculares).
En cuanto actuaciones, Luis Tosar se zampa con dos bocados a la gran mayoría del reparto, el único que me pareció que mantenía el ritmo es Vicente Romero. En algunos casos tampoco es complicado, y es que hay unos cuantos que deberían acabar en la cárcel por sus interpretaciones, otros cumplen pero es que la sombra de Mala Madre es demasiado larga.







Los tópicos carcelarios los conocemos todos, pero Celda 211 se aleja de las utópicas prisiones yankees, y se centra en las nacionales. Nada de trajes naranjas, y jabones en las duchas... aquí tenemos etarras, bandos sudamericanos y españoles, condenas eternas y sobretodo, una transformación psicológica del joven protagonista.
Y es que la Celda 211 tiene un nuevo inquilino, que en tan solo unas horas verá como todo lo que conocía como vida dará un giro brusco, una reflexión interesante.
Tampoco hay que olvidar el otro canto de la moneda, el de los negociadores, cada uno con su armas.
Monzón nos ha dado la vuelta a la tortilla, y nos muestra los presos como los “buenos” de la película, y Resines hará del malo cuyo pasado turbulento está escrito sobre ostias como panes (tanto hablar de comidas me está entrando hambre).







El final termina con la flor saliendo del capullo, y un grupo de geos entrando a por el resto de capullos. La escena de acción es escueta, y podemos decir que sencilla.
Lo que encierra detrás, es la conclusión de un film muy bien estructurado y con un desenlace lógico aunque algo “previsible”.
Vamos terminando que no son horas, Celda 211 es otra muestra clara de que en nuestro país se hacen películas de mucha calidad, no es por ponerme la bandera nacional por montera, pero es innegable que este film vale mucho la pena.




Otras críticas de "El Club del Cinéfilo"

El Blog Fricky (7,5)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...