miércoles, 5 de noviembre de 2014

La Noche de Halloween

El inicio del género de terror”

FICHA TÉCNICA

Año: 14 de Marzo 1979
País: Estados Unidos
Duración: 1hora 31minutos
Género: Terror
Presupuesto: 325 mil dólares
Recaudación: 47 millones de dólares
Productora: Compass International Pictures
Título: Halloween



Lo mejor: -Ese aroma a clásico, la música, ambiente, tensión.
Lo peor: -En aquel entonces ya había las “falsedades” del género.






Antes de todo, como es de bien nacidos ser agradecidos, quiero dar las gracias a Cinesa por invitarme a pasar un Halloween diferente.
Y ahora al bollo, que la cinta tiene mucho que rascar, y es que La Noche de Halloween (1978) es un clásico de John Carpenter (el gran Carpenter), que tiene mucho análisis y eso que se habla poco.
Empezaré diciendo, que La Noche de Halloween (o Halloweeeeeen en versión original) fue algo distintivo, que los sustos que dio entonces es inversamente proporcional a la “verguenza” ajena que provoca hoy en día, ya que está bastante desfasada en muchos conceptos (conceptos que precisamente la propia cinta “creó”, como esa música de tensión, esos sustos inesperados acompañados de notas discordantes, ese escenario basado en un publecito agradable, ese grupo de inocentes/idiotas adolescentes, todo eso que ha provocado que tengamos un género más estancado que un charco de aguas residuales, y es que el Terror de ahora bebe de todo lo que fue original entonces, pero no ahora).
Pero mi crítica no se basa en lo que hoy serían tópicos, ya que en aquel entonces eran cosas innovadoras, mi crítica se basa en momentos que son realmente ridículos, son escenas que no tienen ni pies ni cabeza (que precisamente le falta eso, cabeza, pensar que diablos hace una protagonista tan, digámoslo de forma suave... torpe), es de ser muy poco sutil el dar más vidas al malo que a un gato, sumado a una protagonista (desaborida como ella sola) que hará todo lo posible por dejarse matar, esas “falsedades” no tienen época, son malas en aquel entonces como ahora.








El principio es espléndido, esa cámara en primera persona, ese ambiente tan particular, y esa sorpresa (que el trailer fastidia, avisados quedáis), pero a partir de aquí nos topamos con una trama más sencilla que las canciones de Shakira, basada en un asesino que mata mientras lo buscan para que no mate (ese es el resumen), el problema es que hasta que no llegue el momento de la matanza, la cinta avanza muy lenta, con unos diálogos que aparte de basarse en cuatro frases mal entonadas (y es que hasta los actores de Los Mercenarios entonan frases más largas) son pesados, y eso hará que poco a poco se nos entornen los ojos (y más si la ves a la 1 de la madrugada en unas butacas mulliditas).
Eso si, el momento de la matanza es una delicia, en aquel entonces la muertes seguro que debieron impresionar, ya que son realmente originales (hoy en día después de ver sagas como Saw no nos sorprende casi nada) sin contar esa música tan característica que a día de hoy sigue poniendo los pelos de punta







Podría ser irónico, pero no tengo demasiadas ganas de meterme con una grupo de adolescentes cuyos personajes tienen muy pocas luces, y el 80% de ellos solo buscan copular como locos la noche de Halloween, el 20% restante es la protagonista (adivinad quien se salva de la matanza, y eso que no opone mucha resistencia).
Solo destacaré el hito que fue La Noche de Halloween para el sector, y es que Carpenter marcó una pauta a seguir, y aquí estamos esperando a otro innovador que cambie de una maldita vez las pautas que servidor ya está cansado de ver las mismas escenas tipificadas en las cintas de terror como La Casa de Cera.







El final tendremos sentimientos divididos, por una parte tendremos un... “por fin se empieza a derramar glóbulos rojos por todos lados”, y por el otro lado... “jajajajajajaja por favor si la protagonista es más tonta que cipote (si queréis saber la vida de cipote preguntar por privado)”.
La pelea final malo-prota-doctor (el policia se ha ido a dormir también) es horrieble, no hay por donde cogerla, no es normal la actitud de la protagonista, ni la musculatura de nuestro asesino en serie (por cierto, muy bien caracterizado, esa máscara da miedito), todo un despropósito que deja mucho que desear.
En definitiva, La Noche de Halloween (1978) tendrá muchas cosas, pero es un film con aspectos tan emblemáticos como la música (melodía conocida por todos), esa cámara en primera persona y por descontado esa respiración incesante que suena cada vez que aparece el psicópata, pero solo tiene eso, un aroma a clásico que visto de cerca desprende muchos defectos. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...