miércoles, 13 de agosto de 2014

El Club de los Poetas Muertos

Oh casi tan... pero NO”

FICHA TÉCNICA

Año: 24 de noviembre 1989
País: Estados Unidos
Duración: 2horas 08minutos
Género: Drama
Presupuesto: 16 millones de dólares
Recaudación: 197 millones de dólares
Productora: Touchstone Pictures
Título: Dead Poets Society




Lo mejor: -Una película sin necesidad de excesos, ni acción barata, solo un buen guión.
Lo peor: -El grupo de chavales cojea bastante en sus interpretaciones






Hoy me he permitido mediante una crítica normal y corriente homenajear al recién fallecido Robin William (El Club de los Poetas Muertos va que ni pintado para el propósito).
Después de esta corta pero intensa introducción vamos al meollo, la película se aleja de todo lo habitual, lejos de acción innecesaria, dramatismo barato o toque sensual para ganar visitas, la cinta de hoy se basa en un buen guión, adornado de un gran actor.
Y cuando se tiene algo que sale de los cánones hay que decirlo y alabarlo, como me gustan los buenos guiones y que se arriesgan un poco.
En el tema previsible, la película esta mal ejecutada, ya que estropean muchos momentazos 1 minuto antes de que suceda (hay cuantas cosas cagamos por un minuto) dejando todo bien masticado para que no te lleves la misma sorpresa.







Tiene un comienzo difícil, le cuesta mucho arrancar y es que los primeros 20 minutos son lentos y te encuentras abandonado en una cinta sin saber de que va con una música de fondo que descuadra, el echo de estar bastante mal dirigida tampoco ayuda.
Suerte que después, la propia historia nos impregnará y nos dejará expectante de los acontecimientos, lástima la poca profundidad que tiene la historia respecto nosotros, en ningún momento tendremos la sensación de vivir la historia, solo seremos meros espectadores.
En cuanto actuaciones, la de los chicos deja mucho que desear, la mitad (y estoy siendo generoso) actúan peor que los cameos de famosillos de Torrente. Por la parte del gran Robin se marca un muy buen papel, que no llega a excelente por lo exagerado que es en ocasiones, con saltos, brincos y movimientos de brazos sin venir a cuento (parecido a un simio, es más, Cesar es más tranquilo que nuestro profesor de literatura) pero sin duda es un gran papel, el solo se come la pantalla







En el apartado de emotividad, de nuevo lo calificaría de muy bueno, pero sin llegar al excelente, cuesta mucho meterse en la historia, los planos en ocasiones son horribles, y las transiciones de aficionado, y así cuesta adentrarse totalmente y padecer por nuestros protagonistas, lo único que podremos hacer es seguirla desde fuera y sufrir con menos intensidad (exceptuando un par de escenas, que se te ponen los pelos como escarpias).
El mensaje general de la película es estupendo, una idea tan real en aquel entonces, como hoy en día, esta muy bien mostrada, clara y directa al espectador, encima hay que sumarle la de mensajes a través de versos de poesía que nos deleitará la película.
Adoro las cintas que van más allá de simples imágenes en movimiento, y te hacen reflexionar. 







Llegamos a el final, un final que de nuevo se ve damnificado y desaprovechado por la forma de dirigir la cinta, pudiendo tener el momento más dramático de la cinta, te lo van mostrando para que un minuto después cuando sucede, tu ya te haya hecho a la idea y no te impacte de la misma manera, un poco más de secretismo hubiera ido genial.
Y finalizamos con una interpretación de Williams formidable, acabando de una forma amarga una cinta que no acababa de tener tintes de felicidad, magnifico.
En conclusión, tenemos una gran cinta que no llega a ser de matrícula debido actuaciones mediocres y una dirección que no aprovecha todo el potencial que tenía el guión. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...