sábado, 14 de marzo de 2015

El Hombre más Enfadado de Brooklyn

Doble adiós a Robin Williams”

FICHA TÉCNICA

Año: 20 de Marzo 2015
País: Estados Unidos
Duración: 1hora 49minutos
Género: Drama, Comedia
Presupuesto: 5 millones de dólares
Recaudación: 1 millón de dólares
Productora: A Contracorriente Films
Título: The Angriest Man in Brooklyn



Lo mejor: -El discurso de amor/odio de Robin Williams realmente conmovedor.
Lo peor: -Que la película aporte realmente poco, solo paseos por Brooklyn.

 




Gracias a contracorriente he podido ver antes de su estreno en cines la última película del gran Robin Williams, lástima que fuera una película tan insulsa su último legado.
La cinta parte de una premisa clara, que harías si te quedaran 90 minutos de vida, toda la película se centra en ello, veremos como el amargado protagonistas intentará remediar en 90 minutos lo que no ha hecho en los últimos 20 años.
Un film nada original, hemos visto bastantes películas parecidas, su forma de contarlo intercalando narraciones con la misma voz que los personajes tampoco es nueva, y para colmo con el tiempo se vuelve repetitiva y algo previsible. Egggg decir, que no vale un pimiento. 








El film se convierte en una barata compañía de visita turística por los distintos rincones de Brooklyn, con un reparto de caras conocidas, y varios tipos de taxis.
No es una película que se haga lenta ni pesada, pero tampoco es entretenimiento inyectado en vena, su ritmo es normal y lo que nos muestran en rasgos generales insustancial, pero tiene un par de bromas de carácter oscuro que son resultonas.
En el elenco tenemos al mediano de juego de tronos (no se si eso de los tamaños en juego de tronos funciona como en El Señor de los Anillos), y después a las dos potencias del film, a Mila Kunis en el papel de “corre ve y dile” y a Robin Williams en el papel de “atrápame si puedes” no es ni mucho menos el papel de sus vidas. 







Si lees la sinopsis de cualquier medio (yo tiro para la sombra que me cobija y os aconsejo Sensacine) podréis pensar que estaréis en constante peligro de limpiaros los lagrimones (y más si le sumamos la aparición de Robin Williams, al que yo personalmente recuerdo con mucho cariño) pero no es así, ni conmueve ni consigue el propósito de inculcarnos ningún mensaje hasta bien llegados el final.
La primera parte es un paseo entre taxis y cuatro rincones de Nueva York, la parte final, que empieza con un gran y emotivo discurso del enfadado Williams enfrente de una cámara, se vuelve más tierna y puede que nos llegue un poquito al órgano encargado del bombeo de la sangre. 







No me desagradó del todo la forma de encarar el final, tiene un toque tierno de todo lo que le llenaba cuando el enanito gruñón era el hombre feliz que vemos 2 minutos al inicio de la película, pero te lo muestran de forma natural, sin un intento forzado de sacar los llantos del personal.
Por otro lado, la última escena de todas, intenta dejarnos con buen rollo pero me pareció que sobraba más que un submarino en el everest, y más cuando la otra mitad del reparto que no he nombrado por algo, tienen menos presencia que una planta de recepción (si esas que son de plástico).
En conclusión, la cinta no es nada de otro mundo, si no la ves no te pierdes absolutamente nada, excepto (y desde aquí quiero despedirme) que es la última aparición en la gran pantalla de nuestro capitán Robin Williams.


 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...